Ejercicio al aire libre en los niños

El mero hecho de realizar ejercicio físico en ambientes naturales produce, en los adultos, una mejora en la autoestima mucho más acentuada que la conseguida tras realizar la misma actividad pero en entornos urbanos o de interior. Tras realizar una serie de estudios para comprobar si los mismos resultados son extrapolables a la población infantil, se concluyó lo siguiente:

A diferencia de lo que ocurre con los adultos, el ejercicio en ambientes naturales no produjo incrementos significativamente mayores en la autoestima de los niños comparativamente con la misma actividad en entornos urbanos. Asimismo, se extrajo la conclusión de que el ejercicio es disfrutado por igual por niños con diferentes niveles de actividad física cotidiana. Como hecho diferenciador, destaca el que los ambientes naturales tienen un mayor potencial de atracción para los niños menos activos físicamente.

La autoestima es un indicador de salud mental que podemos definir como “la actitud más o menos positiva de la persona respecto a sí misma”. Los niveles bajos de autoestima son comunes en la mayoría de las enfermedades mentales y éstas, por desgracia, cada vez son más frecuentes en edades tempranas. Por eso, cualquier medida encaminada al incremento y potenciación de la autoestima, estará sirviendo como factor preventivo de primer orden ante la enfermedad mental y su posible desarrollo.

La relación positiva entre la práctica de actividad física y la salud mental está ampliamente constatada en numerosos estudios, con un tamaño del efecto moderado (d=0.51) en mejora de la autoestima debido a la realización de ejercicio regular. Sin embargo, y a pesar de sus conocidos efectos positivos sobre la integridad de la persona, un alto porcentaje de jóvenes entre 11 y 15 años no cumplen con la hora de actividad física moderada/vigorosa que se recomienda practicar de forma diaria.

La evidencia empírica nos muestra también que la simple estancia en la naturaleza puede mejorar el bienestar mental de los niños, la concentración y reducir el estrés psicológico. Se ha descubierto que, incluso en casos de contactos breves o no continuados con la naturaleza, se producen efectos positivos apreciables. Las actividades físicas ligeras (como caminar, pescar…) causan un mayor efecto positivo sobre la autoestima que aquellas más vigorosas (como la bicicleta de montaña, correr…), aunque, por supuesto, todas incrementan el bienestar personal. Aunque estos resultados son alentadores, resulta complejo determinar con precisión qué porcentaje de ese bienestar obtenido es achacable en exclusiva al propio ambiente natural donde se realiza el ejercicio físico.

Los beneficios para la autoestima pueden ser debidos al propio disfrute derivado de la realización de actividad en la naturaleza. Esta misma tiene la capacidad de distraer de los estresantes cotidianos. En comparación con otros distractores como la televisión o escuchar música, la investigación de la realización de ejercicio al aire libre ha concluido que la naturaleza es fascinante en sí misma y puede ejercer una función de motor de cambio en la autoestima. Los ambientes naturales abiertos pueden también brindar una distracción a las sensaciones de fatiga que acompañan al ejercicio, facilitando así su realización. Es preciso señalar, sin embargo, que todas estas conclusiones anteriores han sido obtenidas en estudios con población adulta. En todo caso, es necesario seguir fomentando la actividad física entre los jóvenes para generar hábitos de vida saludables que puedan seguir manteniéndose en la edad adulta, por su importancia preventiva frente a un inmenso abanico de enfermedades psicofísicas.

Gran parte de la experiencia obtenida de los jóvenes en la realización de ejercicio físico viene determinada por la asignatura de Educación Física que se imparte a lo largo de las diferentes etapas del Sistema Educativo. Cuando esta experiencia es positiva en términos generales, suele servir como promotora del mantenimiento de la actividad física en la vida adulta. De ahí la importancia de que el disfrute de dicha actividad sea uno de los objetivos fundamentales en el currículo de esta asignatura.

El ejercicio realizado en espacios naturales abiertos se asocia con una reducción en la percepción de esfuerzo, mayor disfrute, satisfacción y actitud positiva hacia su continuación en comparación con el ejercicio realizado en espacios cerrados. Por ello, realizar ejercicio físico al aire libre durante la asignatura de Educación Física puede potenciar la autoestima de los alumnos, además de brindar opciones atractivas de actividad a jóvenes que habitualmente están desconectados del ejercicio físico.

Algunos estudios psicológicos con jóvenes han reflejado que el hecho de realizar ejercicio físico en la naturaleza no causa un incremento significativo en la autoestima respecto al que originaría la misma actividad realizándose en espacios cerrados. Pero es preciso señalar que en ellos no se han considerado múltiples variables externas que afectan a dicha conclusión. Por una parte, ese incremento puede no ser significativo debido a que la interacción cotidiana de los jóvenes con la naturaleza es escasa. La generación actual de jóvenes invierten mucho menos tiempo en la naturaleza que las generaciones anteriores, debido a la percepción de peligrosidad del mundo exterior de sus padres (psicópatas, mayor tráfico rodado), menor disponibilidad de espacios verdes cercanos al hogar, y la atracción de los jóvenes por las nuevas tecnologías y otras formas de ocio que se practican en espacios interiores. Aproximadamente, el porcentaje de jóvenes que habitualmente interaccionan con la naturaleza se ha reducido al 10%, en comparación con el 40% de la generación de hace 30-40 años. Al estar confinados en sus entornos urbanos, los jóvenes se han desconectado de la vivencia cotidiana del ambiente natural, sus características y los beneficios que reporta la realización de actividades físicas en su seno. Recuperar ese nexo debe ser una prioridad de nuestra sociedad y sus instituciones, en pro de la salud física y mental de las generaciones que nos sucedan.

Una de las mayores ventajas encontradas en la realización de ejercicio físico en entornos naturales es que los jóvenes perciben actividades físicas muy demandantes de energía y esfuerzo igual de disfrutables que otras mucho menos exigentes, pero realizadas en entornos cerrados.

Así pues, podemos concluir que, aunque la relación entre aumento de autoestima y realización de ejercicio en la naturaleza no sea tan clara y directa como podría suponerse a priori, las ventajas y factores positivos adyacentes para el bienestar general físico y mental de los jóvenes son tantos, que su fomento ha de estar lejos de toda duda, considerando los ingentes beneficios que depara en el medio y largo plazo.

Para saber más:
Mate Value and Self-Esteem: Evidence from Eight Cultural Groups Goodwin R, Marshall T, Fülöp M, Adonu J, Spiewak S, et al. (2012) Mate Value and Self-Esteem: Evidence from Eight Cultural Groups. PLoS ONE 7(4):e36106. doi:10.1371/journal.pone.0036106
 
Gebauer, J. E., Göritz, A. S., Hofmann, W., & Sedikides, C. (2012). Self-love or other-love? Explicit other-preference but implicit self-preference. PLos One, 7, e41789. doi:10.1371/journal.pone.0041789 [pdf] [link]
 
Anxiety, Affect, Self-Esteem, and Stress: Mediation and Moderation Effects on Depression Nima AA, Rosenberg P, Archer T, Garcia D (2013) Anxiety, Affect, Self-Esteem, and Stress: Mediation and Moderation Effects on Depression. PLoS ONE 8(9):e73265. doi:10.1371/journal.pone.0073265
 
A Repeated Measures Experiment of Green Exercise to Improve Self-Esteem in UK School Children Reed K, Wood C, Barton J, Pretty JN, Cohen D, et al. (2013) A Repeated Measures Experiment of Green Exercise to Improve Self-Esteem in UK School Children. PLoS ONE 8(7): e69176. doi:10.1371/journal.pone.0069176

, , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Para evitar abusos, resuelva antes de enviar. * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Leer más
Niveles de autoestima

Nuestros niveles de autoestima fluctúan durante el transcurso de los años, en función de nuestras propias circunstancias cambiantes. Es normal...

Cerrar